lunes, 10 de diciembre de 2007

Psicosis de Korsakoff; Encefalopatía Alcohólica; Enfermedad de Wernicke

Definición
Es un trastorno cerebral que involucra la pérdida de funciones específicas del cerebro debido a la deficiencia de tiamina.

Causas, incidencia y factores de riesgo
La encefalopatía de Wernicke implica daño a múltiples nervios tanto en el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) como en el sistema nervioso periférico (el resto del cuerpo).
Se pueden también presentar síntomas causados por la abstinencia alcohólica. La causa generalmente se le atribuye a la desnutrición, en especial a la falta de vitamina B-1 (tiamina), que es común en personas que sufren de alcoholismo.
El consumo excesivo de alcohol interfiere con el metabolismo de la tiamina en el cuerpo e incluso en alguien con el problema de alcoholismo que consume una dieta bien balanceada, la mayoría de la tiamina no es absorbida.
El síndrome o psicosis de Korsakoff tiende a desarrollarse a medida que desaparecen los síntomas del síndrome de Wernicke. Esto implica daño a áreas del cerebro involucradas en la memoria. Los pacientes con frecuencia intentan ocultar su memoria deficiente creando historias detalladas y creíbles sobre situaciones o experiencias. Esto no es un intento deliberado por engañar, dado que a menudo el paciente cree que lo que está diciendo es cierto.

Síntomas
Cambios en la visión
Visión doble
Anomalías en los movimientos oculares
Caída de los párpados
Pérdida de coordinación muscular
Movimientos descoordinados al caminar, marcha inestable
Pérdida de la memoria que puede ser profunda
Confabulación (inventar historias)
Incapacidad para recordar situaciones nuevas
Alucinaciones
Nota: también puede haber o se pueden presentar síntomas que indican abstinencia alcohólica.

Signos y exámenes
El examen del sistema nervioso y muscular puede indicar daño a múltiples sistemas nerviosos, los reflejos pueden disminuir o ser anormales y los músculos pueden estar débiles y mostrar atrofia (pérdida de la masa tisular). Se evalúa igualmente la marcha (forma de caminar) y la coordinación de la persona.
El examen de los ojos indica anomalías en los movimientos oculares. La presión sanguínea y la medición de la temperatura corporal pueden estar bajas, y el pulso (frecuencia cardíaca) puede ser rápido.
La persona puede parecer desnutrida. Los siguientes exámenes se utilizan para verificar el nivel nutricional de la persona y pueden confirmar su estado de desnutrición.
Los niveles séricos B-1 pueden estar bajos
El piruvato está elevado
Se presenta disminución de la actividad de la transcetolasa
Los niveles de alcohol en la orina o la sangre y las enzimas hepáticas pueden estar altos, si la persona tiene antecedentes de consumo de alcohol en forma crónica (por mucho tiempo).
Otras afecciones crónicas que pueden causar una deficiencia de tiamina son, entre otras, las siguientes:
SIDA
Hiperemesis gravídica (vómitos y náuseas continuas durante el embarazo)
Tirotoxicosis (niveles muy altos de hormona tiroidea)
Cánceres que se han diseminado a todo el cuerpo
Diálisis prolongada
Insuficiencia cardíaca congestiva cuando ha sido tratada con terapia diurética a largo plazo
Una IRM del cerebro rara vez muestra cambios en el tejido cerebral que revelen el síndrome de Wernicke-Korsakoff.

Tratamiento
Los objetivos del tratamiento están orientados a controlar los síntomas en la medida de lo posible y evitar el progreso de la enfermedad. Para el control inicial de los síntomas, se necesita hospitalización.
Puede requerirse la vigilancia y cuidado apropiado de la enfermedad si la persona está letárgica, inconsciente o en estado comatoso. Las vías respiratorias se deben vigilar y proteger en forma apropiada.
La tiamina (vitamina B-1) puede mejorar los síntomas de confusión o delirio, las dificultades de la visión, los movimientos oculares y la falta de coordinación muscular. Esta vitamina se puede suministrar a través de una inyección intravenosa o intramuscular o por vía oral.
La tiamina generalmente no mejora la pérdida de la memoria y la capacidad intelectual asociada con la psicosis de Korsakoff.
Se necesita abstinencia total de alcohol para evitar la pérdida progresiva de las funciones cerebrales y el daño a los nervios periféricos. Igualmente, se recomienda una dieta bien balanceada y nutritiva.

Grupos de apoyo
El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar al participar en un grupo de apoyo, en el que los integrantes comparten experiencias y problemas en común. Ver grupos de apoyo para el alcoholismo.

Pronóstico
Sin tratamiento, el síndrome de Wernicke Korsakoff progresa constantemente hasta la muerte. Con tratamiento, los síntomas como la falta de coordinación y las dificultades visuales se pueden controlar, así como disminuir o detener el progreso de la enfermedad.
Algunos síntomas, particularmente la pérdida de memoria y de las destrezas cognitivas, pueden ser permanentes y, en ocasiones, ser tan severas que sea necesario cuidar constantemente a la persona.
También se pueden presentar otros problemas relacionados con el consumo excesivo del alcohol.

Complicaciones
Pérdida de la memoria de manera permanente
Pérdida permanente de las habilidades cognitivas
Lesiones producidas por caídas
Dificultades en las relaciones con las personas o en la interacción social
Estado de abstinencia alcohólica
Neuropatía alcohólica permanente
Período de vida reducido
La encefalopatía de Wernicke se puede precipitar en las personas que están en riesgo por la carga de carbohidratos o infusiones de glucosa, por lo cual los suplementos de tiamina deben anteceder a las infusiones de glucosa para prevenir esta condición.

Situaciones que requieren asistencia médica
Se debe buscar asistencia médica si se presentan los síntomas del síndrome de Wernicke Korsakoff o si la afección ha sido diagnosticada y los síntomas empeoran o reaparecen.
Asimismo, se debe buscar asistencia médica si se presentan nuevos síntomas, particularmente síntomas de abstinencia de alcohol. El consumo de alcohol puede ser mortal, por lo que se debe llamar al número local de emergencias (como el 061) o acudir a la sala de emergencias si se presenta cualquier síntoma severo:
Los síntomas de la abstinencia del alcohol incluyen:
Delirio o confusión
Agitación
Sobresalto o nerviosismo
Insomnio
Alucinaciones
Palpitaciones
Frecuencia cardíaca más rápida de lo normal

Prevención
El consumo de alcohol en forma moderada o la abstinencia, así como una nutrición adecuada reducen el riesgo de sufrir el síndrome de Wernicke-Korsakoff. Sin embargo, si un alcohólico está decidido a no abandonar este hábito, debe consumir un suplemento de tiamina y una buena dieta que le pueden ayudar a prevenir el desarrollo de esta afección, excepto en los casos en los que el daño ya se haya presentado.

REFERENCIAS
MEDLINE. Enciclopedia Médica. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/encyclopedia.html 2007
2007

No hay comentarios:

Datos personales